El Refugio del Ocio y de los Ociosos

Doctor Who Temporada 1 (Época Moderna)

Con anterioridad en La Osera hablé de la octava temporada de Doctor Who y su encarnación en Peter Capaldi. Ya entonces me comprometí a ir recuperando temporadas anteriores y comentarlas aquí; pese a haber empezado por la séptima decidí dejarme de experimentos y empezar por el principio: la primera temporada de la edad moderna protagonizada por Aaron Eckhart.

Repito, como dije en su momento, que no soy un gran conocedor de la historia de Doctor Who y que recomiendo la página de El Receptor para poner en contexto su historia.

Al tema. Tras varios años de ausencia en la televisión, BBC decidió emitir nuevos capítulos de Doctor Who. Había una gran expectativa porque la serie siempre contó con un núcleo de aficionados que, si bien no eran mayoritarios, sí eran muy fieles y habían mantenido vivo el universo “whovian” durante los años de ausencia televisiva.

En el primer capítulo encontramos a Rose, interpretada por Billie Peper, una “chav” londinense, o choni, que diríamos aquí, que es atacada por unos maniquíes de plástico y rescatada en el último momento por un misterioso personaje vestido de negro. Christopher Eccleston, fue el elegido para interpretar esta novena encarnación del doctor; recordemos que el personaje puede, eventualmente, regenerar su cuerpo, cambiando por completo de aspecto e incluso de personalidad.

Acertadamente, en mi opinión, BBC había optado por continuar las aventuras de El Doctor, aprovechando sus poderes regenerativos, y no por reiniciar la saga. Por otra parte los guionistas, también acertadamente, no se paran a explicar nada. El espectador, al igual que Rose, tiene que subirse en marcha en mitad de una aventura de El Doctor y, a partir de ahí, ir recogiendo los pedazos de información que se van diseminando para hacerse una idea de dónde está.

Pero esto no hace de Doctor Who una serie difícil de seguir, en absoluto, simplemente requiere acercarse a ella con la mente abierta dispuestos a acompañar a El Doctor en sus extrañas aventuras, si eres un conocedor de la mitología de la serie disfrutarás de infinidad de guiños y referencias a la serie clásica que los neófitos nos perdemos, pero no por ello disfrutaremos menos.

Esta primera temporada cuenta con trece episodios más un especial navideño, se estrenó en el año 2005 y en ella encontramos un poco de todo: humor, acción, algo de terror suave, aventuras y mucha fantasía.

En la historia del El Doctor hay dos grandes villanos: los Cyberman y, sobre todo, los Daleks. Para un español, por muy aficionado a la Ci/Fi que sea, un Dalek no significa gran cosa, pero en el Reino Unido esta especie de cybersaleros gigantes asesinos marcaron a varias generaciones. Por lo tanto los Daleks tenían que volver con El Doctor. Pero, de nuevo, los guionistas han tenido la habilidad de ir introduciéndolos poco a poco.
No entraré en detalle de capítulos concretos pero hay un par de capítulos dobles que merecen comentario especial: primero el 3 y el 4: Alienígenas en Londres y Tercera Guerra Mundial donde El Doctor, ayudado por Rose y la familia de ésta, detienen una invasión alienígena por parte de los Slitheen. Son dos capítulos que reflejan muy bien el espíritu de la serie, con tramas muy locas, bordeando la parodia, que mezclan el humor, la aventura, el terror y los trajes de goma.

El otro tono de la serie lo encontramos en la pareja de capítulos de El Niño Vacío y El Doctor Baila, en los que, al margen de la presentación del aventurero Jack Harkness encontramos una historia llena de imágenes y situaciones desasosegantes ambientadas durante los bombardeos a Londres de la Segunda Guerra Mundial.

Eccleston es Dr.Who en Canal Osera

Finalmente llegamos a los dos últimos de la temporada con la resolución del hilo conductor de los trece episodios, El Lobo Malo, que además es el título del episodio 12, donde se hace una cruel sátira de los concursos televisivos.

Al final del capítulo 13…

ALERTA SPOILER

… Asistimos a una nueva regeneración de El Doctor, le decimos adiós al rostro de Christopher Eccleston, que será sustituido por Andy Tennant.

Para presentarnos esta regeneración y al nuevo Doctor llegamos al especial Navidad, que bien podría ser el episodio 14 de la temporada, donde vemos a Rose y familia afrontando una nueva invasión alienígena mientras El Doctor permanece incapacitado.

En resumen he disfrutado de este primer/noveno Doctor, había visto varios capítulos sueltos a lo largo del tiempo, pero ponerlos juntos y en contexto hace que aumente el disfrute de su visionado. Sin ser una obra maestra de la televisión, es un visionado imprescindible para cualquiera que le guste la ciencia ficción porque maneja una enorme cantidad de conceptos imposibles de encontrar en otros productos.

(@oso170)

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsAppCompartir

2 Comentarios

  1. 16 enero, 2015    

    Si hay algo que es cierto es que esta serie no deja indiferente a nadie. La primera vez que la vi fue haciendo zapping por casualidad y era un episodio de la 3ª temporada si no me equivoco. Tanto nos gustó a mi hermano y a mí que decidimos comenzarla desde el principio, desde esta temporada con Eccleston. No hace falta que cuente el resto.

    Recientemente estuve haciendo un revisionado de esta 1ª temporada, recordando cómo (re)comenzó todo con un Doctor de aspecto chulo y una Rose choni total. Coincido contigo en que esa manera tan directa de comenzar, sin dar explicaciones, es bastante acertada. Como espectadores estamos tan alucinados como Rose e iremos poco a poco descubriendo de qué va todo. Pero tanto ella como nosotros confiaremos ciegamente en el Doctor, entrando en un mundo totalmente desconocido en el que tan sólo plantearemos las dudas al principio, luego será todo “normal”. Desde luego que es una temporada muy especial, con capitulones muy buenos, como el del niño que busca a su madre, o incluso el triste episodio del padre de Rose. Eso sí, para mí la mejor época de la serie vendría después con David Tennant, el siguiente Doctor. Al principio choca bastante su presencia, pero en un par de episodios ya estaremos todos tan felices como siempre. En fin, espero que sigas viendo y reseñando más temporadas 😀

    PD: la primera vez que aparecen los Daleks en esta primera temporada la verdad es que produce cierta risa pensar que esa especie de salero gigante sea lo más malvado del universo. Varias temporadas después, ese momento es terrorífico!

    • oso170admin oso170admin
      17 enero, 2015    

      La manera de introducir a los Daleks en la serie me parecio muy inteligente, con ese “soldado solitario” para luego llegar a el final de temporada con cierto abuso de CGI en la cantidad de Daleks. Yo de esta primera temporada lo que no me acabo de cuadrar mucho es lo del Big Bad Wolf, que no acabe de pillar su importancia en la trama. Yo estoy ahora con la segunda y su Rise the Cybermans y Tenant me parece mejor Doctor, especialmente desde un punto de vista estetico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *