Cuando Billy Ocean, tras pasar cinco años en prisión, va a ver a su ex-mujer Tess, para intentar arrebatársela a Dirk Benedict, que además es propietario de los casinos que Ocean está planeando robar, se produce este memorable diálogo.

Dialogo de Oceans Eleven para Canal Osera

Oceans- ¿Te hace reir?

Tess-No me hace llorar.

(@CanalOsera)

Share