Saludos excursionistas y bienvenidos a Osera Radio, el programa de Canal Osera que cada dos semanas dedicamos en familia al ocio familiar. Recordad que además de encontrarnos en todas las redes sociales, podéis disponéis de dos canales de Telegram, uno informativo donde sólo colgamos lo que subimos a las redes y nadie puede comentar, y otro de grupo, donde se debaten temas interesantes de entretenimiento.

En este nuevo programa 184 de Osera Radio comenzamos con temas viajeros ya que tanto el osezno como los adultos se fueron de picos pardos… ¡Y por separado, que mola más! Así que os contamos cómo fue la cosa. También comentamos otros temas de ocio en casa, como una app para compartir gastos, varias series, pelis y juegos tanto de mesa como de ordenador. Os dejo a continuación el índice de los temas tratados.

  1. Estreno de cine: Capitana Marvel
  2. Viajes: Izan a la nieve y los papis al spa
  3. Ha Nacido una Estrella
  4. La Momia
  5. Lluvia de Albóndigas
  6. El Cascanueces y los Cuatro Reinos
  7. Las Series: Star Trek Discovery y Black Mirror Bandersnatch
  8. Titanes

Estreno de cine: Capitana Marvel

La familia al completo fue al cine a ver en versión original el estreno de la película de acción y superhéroes Capitana Marvel. Como no queremos estropearle la película a nadie, realizamos sólo una opinión muy somera y ponemos ositos para no soltar ningún tipo de spoiler.

A Izan le gustó en general pero le chirriaron los cambios de ritmo que tiene, ya que al principio es muy lenta y luego parece que se acelera demasiado deprisa. Parece que los tres notaron esa falta de dinamismo, aunque puede que la aceleración a mediado del segundo acto no ha chocado a todos por igual. La película adolece un poco de la necesidad de ser una especie de prólogo lejano de la película de cine Vengadores Endgame, y no sólo una película de superhéroes. Ese lastre creemos que le ha afectado un poco y los guionistas no han sabido gestionarlo adecuadamente, aunque tampoco es algo que le perjudique en exceso. Como opinión general, se deja ver, y como Mariluz dice, conocer el origen de un superhéroe siempre da un punto extra, aunque sean las que los frikkies en general más critican.

Hay dos escenas postcréditos, una después de los primeros créditos y otra al final del todo. Lamentablemente, hay mucha gente que sigue sin acordarse de esto y se va antes de tiempo del cine, lo que es una pena. Pero no nosotros, que aguantamos siempre hasta el final… ya que está pagado… 🙂

Puntuación

Izan: 7 ositos y medio

Marco: 6 ositos

Mariluz: 6 ositos y medio

Viajes: Izan a la nieve y los papis al spa

Izan se fue a Cerler a esquiar con el instituto y nos cuenta sus peripecias por la nieve, así que Marco y Mariluz aprovecharon su ausencia para realizar una escapada romántica en el Hotel Bonalba y disfrutar del spa, entre otras cosas.

Viaje a la nieve. Esquiando en Cerler

Como no es su primera vez en la nieve con el instituto, ya está curado de espanto, así que salió en autobús a las 6 de la mañana, camino del pirineo aragonés en un “maravilloso” viaje de 10 u 11 horas, eso sí, con 4 paradas que la seguridad es lo primero: dos largas para almorzar y comer y otras dos más cortas para necesidades básicas.

Una vez que llegaron a la estación lo primero fue recoger cascos y botas para asegurar tallas de pie y demás y llevar las maletas al hotel (uno de los dos que hay en las pistas de Cerler), incluyendo charla de consejos y obligaciones que debían cumplir para asegurar tanto bienestar como convivencia del grupo. Como la pista cerraba a las 16:30h, ese día ya no daba para esquiar. En el hotel estaban en habitaciones de dos personas, lo cual nos resultó curioso porque por precio, en Masella el año pasado estuvieron en plan albergue con habitaciones de más personas suele resultar más económico.

Al día siguiente, prueba de nivel y a la carga, con clase de 10 a 12h y resto del tiempo para comer y esquiar por libre. Izan estaba en el nivel intermedio y siendo su segunda semana de esquí en dos años, se atrevió a tirarse por algún tramo rojo , no sin las correspondientes caídas y moratones, por supuesto. Por lo visto, en una zona con pendiente tenía que clavar los esquíes y no fue posible por falta de filo lo que provocó el consiguiente atropello de algunos pobres que pasaban por allí.

Los desayunos y cenas eran en el hotel, en plan bufé, con variedad de opciones y de calidad aceptable, no así la comida en las pistas, que él mismo ha calificado como “de comedor escolar”… con lo que eso quiera decir, deducid por vosotros mismos :-P.

Por la noche tenían animación que no les motivaba mucho, además de que estaban cansados, así que un poco de charreta nocturna y a dormir para el día siguiente.

Tuvieron también posibilidad de hacer excursión a Venasque, que es el pueblo más cercano que tenían pero estos muchachos no están para paseos, por lo visto, así que prefirieron descansar para poder seguir esquiando.

Como curiosidad, la monitora les explicó que el nivel de las pistas en cuanto a colores se refiere no está igual de equiparado en todas las estaciones y por ejemplo comparando Cerler con Masella, las de Cerler son un nivel más difíciles que las de Masella. Es decir, una pista roja de Cerler tiene más dificultad que una roja de Masella.

A nivel general, Izan ha calificado la experiencia como buena, para repetir, ya que el ejercicio de esquiar no agota, aunque luego sí es cierto que te encuentras agotado y con agujetas, pero durante el ejercicio se lleva bien el cansancio y es divertido.

Escapada romántica en Hotel Bonalba

Pues mientras el osezno estaba esquiando, papi y mami se fueron de escapada romántica al Hotel Bonalba, gracias al paquete de experiencias de un regalo de cumple, que está en un campo de golf en Muchamiel (Alicante). Dado que es invierno y es un campo de golf, no hay mucho que hacer por los alrededores, así que fuimos para disfrutar del hotel y sus instalaciones.

Fuimos con alojamiento y desayuno, con dos accesos al spa incluidos. De regalo nos incluyeron una sesión de ictioterapia que fue lo que más me gustó (Marco no quiso probarlo). Llegamos después de comer y la sorpresa más agradable la encontramos en la cena. Como estaba todo bastante desierto, acabamos cenando en un local dentro del mismo complejo del campo de golf, el único sitio que servía cenas. Aunque a priori parecía un poco caro, al menos de aspecto, el hambre nos pudo y nos decidimos a entrar en La perla.

Todo esto y mucho más podéis escucharlo en nuestro podcast y verlo en nuestro canal de Youtube:

Share