Saludos excursionistas y bienvenidos a un nuevo vídeo sobre la vida y todo lo demás, como dicen nuestros buenos amigos de El Camarote de los Marx.

Este es uno de esos momentos en la vida en el que no te das cuenta de que necesitabas algo hasta que de repente te estampas con ello y a partir de ese momento no sabes cómo habías podido vivir en la penumbra tanto tiempo.

Me refiero al método KonMari de Marie Kondo. Os dejo la viva imagen de mi satisfacción personal en este vídeo y os cuento un poco más. Seguro que cuando lo veáis me comprenderéis perfectamente 😀 .
 

 
Pues sí, ¿A que os habéis quedado alucinados? En realidad esto sólo es la punta del iceberg, porque esta técnica te inspira no sólo para ordenar armarios y cajones sino tu vida: cocina, baño, libros, documentos y papeles, todo tiene cabida en esta técnica.

He de reconocer que aún a riesgo de que me tilden de reaccionaria, no la he aplicado como el libro dice que lo tendrías que aplicar. Se supone que tendrías que sacar toda la ropa, ponerla en un montón para ver las barbaridades de ropa que tienes, decidir con qué te quedas y con qué no (lo que no te haga feliz, por antiguo, estropeado, que ya no te venga…se desecha) y sólo con lo que decidas que te vas a quedar ya aplicas la técnica de doblado y la vas guardando quedando como habéis visto en el vídeo.

Mi experimiento era más para confirmar que efectivamente en los cajones te caben muchas más prendas de esta forma y al tenerlo todo a la vista sabes todo lo que tienes y te lo puedes poner todo. Eso de encontrar prendas que no recordabas ni que tenías es cosa del pasado con esta técnica. Además, no me digáis que no es una gozada abrir el cajón y verlo todo ordenadito. Os aseguro que una vez que lo probéis no vais a querer tener los cajones de otra forma. Y si tenéis niños más…¿o de dónde creéis que ha salido el super cajón de prueba? 😛

En youtube tenéis vídeos para aburrir de la técnica completa, del libro, de la aplicación del método a las diferentes estancias de la casa así que no os aburro más dando vueltas sobre lo mismo. Ahora sólo me falta que el resto de la familia me siga y mantengan el orden. ¡Ya os contaré si lo consigo! Nos vemos la próxima vez que se nos ocurra alguna otra cosa que probar y hasta entonces… sed felices.

Canal Osera (@CanalOsera)

 

Share